¿Eres mayor de 18 años?

/Vino para Todos

VALLE DEL ITATA

Por Rocío Marchant @rociomarchantz

Hola Winelovers, ¿cómo les va? Hoy continuamos nuestro viaje recorriendo los valles de Chile, deteniéndonos en el Valle del Itata. Preparen sus copas, ¡y vamos descorchando un Itata!

Partamos diciendo que en Chile no hay otro paisaje vitivinícola igual. El Valle del Itata es un pequeño tesoro en la Región del Biobío, cuya tradición vinícola se remonta a casi 500 años, y donde todavía pueden verse pequeñas parcelas con viñedos esparcidos entre los pinos.

Es de las zonas vitivinícolas más antigua del país, y significa “pastoreo abundante” en mapudungún. Se ubica geográficamente en la región de Bío-Bío, provincia de Ñuble, rodeado por los ríos Ñuble e Itata, y alberga a Chillán, San Nicolás, Coelemu, Quillón, Bulnes, Ranquil y Portezuelo, entre otras comunas.

La historia del Valle del Itata se remonta en el siglo XVI, cuando en 1550 se plantaron los primeros viñedos por parte de los colonos españoles, transformando el territorio en el principal proveedor de vinos a nivel país, y de las principales colonias españolas debido a su cercanía con los puertos de la zona.

En términos climáticos, una de las características de este lugar son sus constantes diferencias de temperaturas, con mucho calor durante el día y muy frío en las noches, cuando la uva está en plena maduración. Los muchos viñedos existentes en la zona, con variedades como Moscatel, País y Cinsault, se han transformado en símbolos del lugar, adaptándose perfectamente al suelo y el clima, conformando grandes extensiones de vides sin alambres ni espalderas, lo que es característico del Valle del Itata (a esto se le llama formación en cabeza).

VINOS QUE SE PRODUCEN

Los vinos del Itata han ganado más y más fans estos últimos años, tanto a nivel de consumidor como en crítica especializada. Un punto clave ha sido saber revalorizar cepas como País, el Carignan, Cinsault, Moscatel o Semillón, vinos únicos que muestran una ventana de autenticidad que estuvo olvidada por muchos años.

ENOTURISMO PATRIMONIAL

Aquí el turismo sigue siendo a escala humana. Apegado a tradiciones, Itata es ideal para indagar en esa rica historia que tiene el valle, donde familias llevan generaciones desarrollando vinos en un suelo que produce desde hace más de 500 años.

Viña Chillán La Favola

Prado Winery & Vineyard

Viña Santa Berta

Las viñas que están abiertas al turismo son Viña Cortez, Viña Lomas de Llahuén, Männle, Mora Reyes, Prado Winery & Vineyard, Santa Berta, Viña Chillán La Favola, Viña Zaranda, Vinos de Patio y Vinos Tres C.

Ya saben, Itata es historia pura en copa, así es que los invitamos a conocer este valle con sus vinos únicos, y agendar para este verano un tiempo para adentrarse en su interior.

¡Salud para todos y todas, y no olviden comprar su vino del Valle de Itata! ¿Han probado alguna etiqueta? ¿Cuál? ¡Los leemos!