¿Eres mayor de 18 años?

/Vino para Todos

Un 18 diferente

Por Nos Gusta El Vino

Este 18, como nunca antes, vamos a tener que saber hacer la fonda en la casa, con poca concurrencia. Y como ya hemos hablado harto de platos y maridajes (si aún no lo hacen, recuerden revisar y descargar AQUÍ nuestra guía “LOS 100 MEJORES VINOS PARA SEPTIEMBRE”), en esta oportunidad vamos a revisar otras preparaciones para este finde que se viene:

Para los vegetarianos:

Pimentones rellenos a la parrilla con quínoa, huevo y queso: Se cocina la quinoa primero según preparación básica; luego se usa para rellenar un pimentón rojo partido a la mitad (sacar las pepas y “venas”), encima poner un huevo crudo, y espolvorear queso rallado, además de los aliños que se desee. Poner directo en la parrilla, hasta que el huevo se cocine. Maridaje: vamos a probar con un tinto de cuerpo medio, uno tipo Merlot o Carmenere.

 

 

Vegetales asados a la parrilla con limón y aceite de oliva: Cortar vegetales en círculos o porciones grandes, de un grosor equivalente a medio dedo, para que no se caigan por las ranuras. Imperdibles zapallo italiano, berenjena, pimentón, camote, puerros, y cualquier otro que se te ocurra o quieras probar. Poner en la parrilla y dorar durante algunos minutos. Al sacarlos hay que dejarlos enfriar y sazonar con limón, aceite de oliva e, idealmente, sal de mar. ¿Maridaje? Un blanco, Sauvignon Blanc o un Rosé.

Brochetas de verduras: Un clásico del universo vegetariano. Cortamos verduras en forma uniforme y las insertamos en un palo de brocheta. Es aconsejable preparar un aliño para ir pincelando mientras las verduras se cocinan, nuestro favorito es aceite de oliva + aceto balsámico + miel. Maridaje: Vamos por un Pinot Noir, pero va a depender bastante de qué vegetales asamos.

Para los que quieren variar de la carne roja:

  • Pescado: Poner el pescado fresco (el salmón es una gran elección) sobre un recipiente apto para la parrilla o bien sobre papel metálico. Marinar con jugo de limón, cebolla, vino blanco, pimienta y sal. Cubrir con otro pedazo de papel para que se cocine por ambos lados. ¡Y vamos por un Sauvignon Blanc para acompañar, que rico!
  • Pollo, pavo o pulpa de cerdo. La preparación es la de un asado clásico. Recomendamos un tinto ligero, como un País o Cinsault.

Para los que no pudieron resistir la carne y consideran todo lo anterior una herejía:

  • Ármense de Cabernet Sauvignon para el clásico asado, con los cortes típicos que encontramos en la parrilla chilena, como lomo vetado, punta picana y huachalomo, que funcionan perfecto con esta variedad.
  • Y un buen stock de Carmenere para acompañar las empanadas de pino y choripanes.

Al final, lo importante es compartir y hacer un buen brindis, por eso, ¡QUE NO LES FALTE EL VINO!

¡Salud!