¿Eres mayor de 18 años?

/Vino para Todos

Sabor oriental, la cocina Thai

Por Nos Gusta el Vino

Maridajes, maridajes, maridajes… Quedaron repletos de datos sobre cómo combinar comida chilena y vinos, ¿verdad?

Bueno, como creemos que en la variedad está el gusto, ya es hora de cambiar el switch a la hora de darse un gustito. Esta semana queremos invitarlos a disfrutar de una comida que cada día tiene más adeptos: la cocina Thai.

Y es que, ¿quién puede resistirse a un plato de Pad Thai? Lo maravilloso es que hoy podemos encontrar un millón de opciones de deliveries, porque si no se puede viajar a Tailandia, ¡por lo menos sintámonos allá una noche!

Si lo tuyo es experimentar en la cocina, ¡a atreverse! Porque no es tan difícil preparar un Pad Thai en casa: fideos de arroz, maní, camarones, huevo, pimientos, brotes, y todas las variaciones de ingredientes que se te ocurran… ¡Y no olvidar un chorrito de limón encima de la preparación!

Y si va a ser una noche de riesgos, entonces arriesguémonos con todo y maridemos con vinos que, quizás, no hemos probado. La comida Thai se basa en la armonía y equilibrio de sabores, como un picante matizado con una neutra leche de coco, y por eso un Riesling bien seco es la mejor opción. Es casi demasiado perfecto: dinamita de sabores de frutas tropicales, con acidez y dulzura para cortar lo condimentado. Un Pinot Gris también puede andar bien, ¡y un Rosé, puede ser otra genial opción!

Pero vámonos por la recomendación de Riesling como primera opción. Se preguntaran entonces, ¿qué viñas chilenas producen Riesling?
Acá van unas cuantas con las que se pueden ir a la segura: Casa Marín, Casa Silva, Conosur, Lafken, Apaltagua, Miguel Torres, Chocalán, Leyda, Tabali y Undurraga.
Una semana de riesgos y sabores exóticos, ¡para motivar todos los sentidos!

¡Salud o Chok dee!