¿Eres mayor de 18 años?

/Vino para Todos

Reserva, Gran Reserva, Varietales, ¿qué cosa me dice?

Por Rocío Marchant (@rociomarchantz)

Hoy vamos a referirnos a una duda existencial a la que todos nos enfrentamos cuando nos acercarnos al mundo del vino: ¿qué significa que un vino sea Reserva, Gran Reserva, Single Vineyard, y todas las posibles clasificaciones que vienen en la etiqueta?

Partamos diciendo que, en la práctica, en Chile no existe una clasificación legal de vinos que obligue a las viñas a establecer que un vino deba ser “varietal”, “reserva”, “gran reserva”, “icono” etcétera y que tenga estrictamente una cierta cantidad de meses de guarda en barricas de roble, como todos nos imaginamos.

En Chile nos regimos por la Ley de Alcoholes 18.455, la cual fija normas sobre producción, elaboración y comercialización de alcoholes etílicos, bebidas alcohólicas y vinagres. Habiendo dicho esto, e hípersimplificando lo que establece la ley, debemos decir que en la mayoría de los casos se respeta que:

  • Varietales: Son vinos jóvenes, pensados para un consumo rápido (no fueron concebidos como vinos de guarda) y sin tratamiento en madera.
  • Reserva: Son vinos que podrán ser objeto de tratamiento en madera.
  • Gran Reserva: Vinos que han sido objeto de tratamiento en madera.

¿Y qué significa en la práctica “tratamiento en madera”? Esto puede ser cualquier forma posible de madera, ya sea una barrica nueva, usada, duelas, chips, etcétera. Hoy en día hay muchas formas de otorgarle al vino notas a madera sin necesariamente tener que introducir el vino en una barrica, y que han funcionado perfecto en lo que respecta a vinos Reserva o Gran Reserva.

Otro punto que queremos dejar en claro es que un vino Reserva de una viña puede ser tan bueno o mejor que un Gran Reserva de otro viñedo. Un Gran Reserva puede ser mejor que un Reserva, o viceversa en la misma viña y así…

Generalmente un Gran Reserva tiende a ser un poco más caro y, si bien, hay veces en que realmente se nota la diferencia, todo depende del gusto del consumidor.

Así es que si bien sigue siendo un poco vaga la diferencia entre las diferentes categorías, sí suele respetarse que a medida que vamos sumando apelativos como “Gran Reserva” “Premium” e “Ícono”, la calidad irá en aumento, como también los rangos de precios.

Pero los vinos no sólo se clasifican en estos 3; de hecho normalmente encontramos otro tipo de categorías en las etiquetas que vamos a profundizar a continuación:

  • Premium: Es la clasificación que generalmente utilizan las bodegas para los vinos que subsiguen en calidad a los vinos Gran Reserva. Suelen conocerse también como vinos de “alta gama”.
  • Single Vineyard: Un vino cuyas parcelas provienen de un único viñedo. Y por tratarse de una identidad singular, se embotella por separado, para lograr destacarla y así conseguir una verdadera radiografía de terruño en determinado momento.
  • Winemaker Selection: Ha sido creado como “un vino de autor”, es decir, que refleja el paladar, estilo y filosofía del enólogo de la viña.
  • Ícono: Es el mejor vino, el símbolo, espíritu y alma de una viña. Suelen ser vinos con historia detrás, provenientes de terruños reconocidos por producir vinos de altísima calidad.

Aunque en las etiquetas podremos encontrar un sinfín de clasificaciones más, las que acabamos de explicar en fácil suelen ser las que más se repiten.

Y si bien el orden ha sido desde vinos más simples a más complejos, ¡hay que saber que hay vinos para cada ocasión!

¿Quién sabe si el vino que más les llena el corazoncito con las comidas cotidianas es un Gran Reserva o un vino sin paso por madera?

Una vez más la consigna de la semana es probar y probar, que cada día tiene su afán, ¡y su vino por disfrutar!

Por último, la tarea para la casa: ¿Qué clasificación han visto en las etiquetas que no han logrado descifrar?