¿Eres mayor de 18 años?

/Vino para Todos

#MARTESMATEOS: Los valles productores de vinos en Chile

Por Rocío Marchant @rociomarchantz

Si vamos a seguir aprendiendo de vinos, estaría bueno que sepamos un poquito más respecto a las regiones en donde se produce el vino que estamos tomando, ¿no?

En su zona central Chile tiene características climáticas que son ideales para la producción de vino, en donde tenemos un gran común denominador: el tan buscado clima mediterráneo, un clima que se caracteriza por días cálidos y con sol, noches más frescas y las 4 estaciones del año marcadas. En la búsqueda de estas características es que las vinas se encuentran en su mayoría concentradas desde la Cuarta a la Novena región, es decir, desde el Valle del Elqui hasta el Valle del Malleco.

Pero, aunque la gran mayoría se encuentra en esta zona central, los vinateros están explorando continuamente nuevos terruños para ver cómo se comporta la vid y qué tipo de vinos se pueden obtener más allá de estas fronteras regionales. Gracias a esta continua búsqueda y exploración, hoy existen en Chile muchos otros valles que se han mostrado con características excepcionales para la producción de vino, y en lugares impensados:

Viñedos cercanos al desierto más árido del mundo (Viñedo de Viña Ventisquero en Tara, Región de Atacama)

Viñedos de altura (Alcohuaz, Valle del Elqui)

Viñedos cercanos al Océano Pacífico (Viñedos de Casa Marín en Lo Abarca, Valle de San Antonio)

Viñedos en lomajes de lagos (Lago Ranco, Valle de Osorno)

Viñedos en territorios isleños (Mechuque, Chiloé)

Y un largo etcétera de paisajes increíbles con excelentes resultados. Además de estas iniciativas, no hay que olvidar que, históricamente, en nuestro país el vino se produce desde muy al norte hasta muy al sur, pero en una escala muchísimo más pequeña, siendo los viñedos más nortinos los de Codpa, en la Región de Arica y Parinacota, y los más australes en Chile Chico, en la Región de Aysén.

Esto fue nuestro #MartesMateos de hoy; pensemos en positivo, y pese a que por el momento no podemos viajar a conocer esos valles in situ, sí podemos hacer viajar nuestro paladar, descubriendo nuevos valles y traspasando fronteras en nuestras mesas.