¿Eres mayor de 18 años?

/Vino para Todos

#MARTESMATEOS: Los diferentes tipos de vinos

Ojalá hayan podido descorchar buenos momentos en Semana Santa, a pesar de todas las preocupaciones que nos rodean.

Pero bueno, ¡lo prometido es deuda! Y lo que se viene esta semana es conversar de diferentes tipos de vinos, ¡porque hay para todos los gustos y colores!

Partimos diciendo que hay un millón de criterios para clasificar los vinos: colores, tiempo en barrica (or not), tipo de vitivinicultura, y un largo etcétera. ¿Qué es lo más evidente? Exacto, el color, porque hay blanco, tinto y rosado.

  • El tinto: Está hecho a partir de uvas tintas (de color negro/rojo oscuro), que traspasan al vino los pigmentos que se encuentran en su piel a lo largo de la fermentación; por lo tanto, lo normal es que la fermentación se produzca con la presencia de la piel de las uvas.
  • El blanco: Se hace con uvas blancas o de color verdoso/dorado, a decir verdad, e incluso algunas veces es realizado con uvas tintas. La principal diferencia es que los granos de uvas son prensados antes de que comience la fermentación, de esta forma, solamente el jugo de la uva se fermenta y por ende no hay traspaso de pigmentos desde la piel.
  • Rosado (o rosé): Siempre, siempre, siempre es a partir de uvas tintas, que se fermenta como vino blanco; es decir, sin las pieles de las uvas y por ende sin traspaso de los pigmentos. Sin embargo -y esta es la clave- se permite una cierta maceración de la uva con anterioridad al prensado del mosto, de manera que este último tome algo de color.

BONUSTRACK

Vinos naranjas: Porque han comenzado a ganar terreno, es justo y necesario que hablemos de los vinos naranjas. Este vino, que no es ni blanco ni tinto, debe su nombre a que su tonalidad es más oscura de lo normal, se hace con uva blanca, pero se elabora como un tinto es decir, fermentado y macerado con sus pieles, lo que da un vino de color anaranjado, con intensos aromas.

Por @rociomarchantz