¿Eres mayor de 18 años?

/Vino para Todos

EXPLORANDO CHILE (III) VALLES DE SAN ANTONIO Y CASABLANCA

por: Rocío Marchant (@rociomarchantz)
Rocío Marchant (@rociomarchantz)

Por Rocío Marchant @rociomarchantz

¡Hola Vinolovers! Nos reunimos otra vez para hablar sobre vino y seguir viajando a través de los sentidos, porque si hay algo que tiene el vino -además de ser rico- es que te permite teletransportarte con cada copa a diferentes lugares y momentos, ¿verdad?
La semana pasada nos quedamos en la costa, con la brisa marina en la cara, así es que retomemos (¡salud!) desde ahí. Vamos a seguir con dos valles cercanos al Pacífico: San Antonio-Leyda, y Casablanca. ¡Partimos!

 

 Tour por Viña Matetic

VALLE DE SAN ANTONIO-LEYDA
Ubicado a unos 110 kilómetros de Santiago, y a sólo 4 del Océano Pacífico, el valle de San Antonio es el más próximo al mar en nuestro país. Conocido por su cultura porteña, San Antonio ha comenzado a hacerse camino dentro de los valles productores de vinos en Chile, especialmente Lo Abarca y Leyda, este último una zona dentro de la subregión del valle de San Antonio. Los viñedos de ambos valles se caracterizan por producir vinos blancos frescos y vibrantes (Sauvignon Blanc y Chardonnay), así como tintos especiados (Pinoit Noir y Syrah) de viñedos plantados en laderas, algunos a sólo unos pocos kilómetros del Pacífico. Los viñedos en Leyda se encuentran de cara al mar, mientras que los de Lo Abarca están plantados con diferentes exposiciones al sol.
¡Tan cercanas a Santiago, un paseo del que no te vas a arrepentir!

 Enoturismo en Leyda

Viñas que podemos encontrar (y que no se pueden perder de visitar, así es que agréguenlas en el roadtrip del verano 2021): Casa Marín (foto principal), Casas de Bucalemu, Chocalán, Garcés Silva, Hacienda San Juan, Leyda, Matetic y Ventisquero.

VALLE DE CASABLANCA
 Casas del Bosque

Al noroeste de Santiago y a 30 Km. del océano Pacífico en línea recta encontramos el valle de Casablanca, que está a los pies de la Cordillera de la Costa, con laderas de cerros de color verde vivo y V de viñas. Con clima mediterráneo y una fuerte influencia del Pacífico -que entra cada noche como una brisa marina que enfría el valle y genera un clima frío de lenta maduración- es ideal para vinos blancos y cepas que agradecen una buena acidez (¿Se acuerdan de lo que vimos un par de semanas atrás? ¡Sí! El Pinot Noir es el clásico ejemplo de los vinos tintos de climas fríos).
Viñedos Emiliana

Es un valle que ya está consolidado dentro de la vitivinicultura chilena, y que tiene una gran cantidad de bodegas preparadas para recibir público y deleitar no sólo con los vinos, sino también con excelente gastronomía… Entonces, ¿por qué no pasar la mañana visitando viñas del valle de San Antonio, y cerca de la hora de almuerzo tomar rumbo a Casablanca? Hay varias opciones, como brunch, pic-nics en los campos de las viñas, almuerzos increíbles, trekkings y, sobre todo, ¡degustaciones que no pueden más de buenas!

Viñamar

¿Qué viñas visitar en este glorioso plan? Casas del Bosque, Catrala, Emiliana, Indómita, Kingston, Re, Veramonte, Viñamar y Villard.

¿Hay algo más entretenido que visitar una bodega de vinos? ¿Un mejor panorama? Sé que estoy siendo reiterativa, pero de verdad si no lo han experimentado y viven cerca de algún valle productor de vinos, es necesario que vivan la experiencia. Regálenle la visita a alguien y lo acompañan, es un panorama imperdible, idealmente con un conductor designado (que lo va a pasar igual bien, aprendiendo y en medio de la naturaleza), o bien contacten agencias o emprendimientos relativos al enoturismo. En Instagram está lleno de este tipo de agencias de experiencias, pueden ir en grupo o unirse a uno, ¡y pasar un día memorable y al aire libre!

¡Salú para todas y todos!