¿Eres mayor de 18 años?

/Maridaje

Elige bien tu maridaje

¡Hola Winelovers!

Y sí…, seguimos en estos tiempos difíciles, así es que queremos distraerlos un poco, haciendo que los días pasen más rápido y acercando a ustedes cosas que hoy día parecen lejanas.

Porque, ¿quién no extraña salir a divertirse un rato? ¿Una rica copa de vino acompañada de un plato? ¡O que la decisión más difícil de la semana sea qué vino elegir de la carta! De eso se van a tratar los jueves, de cómo disfrutar en casa de esa merecida pausa, con el vino como protagonista.

Esta semana vamos a partir con lo básico de lo básico del maridaje, que no es otra cosa que el simple acto de combinar bien la comida y vino para crear un equilibrio entre los componentes de un plato y las características de un vino. Por mucho que parezca complejo, en realidad es bastante fácil hacer buenos maridajes.

Porque en esto también hay bastante de intuición, además de un conocimiento básico de ambos elementos, tanto del vino como de la comida, para poder emparejarlos en función de sus características de sabor e intensidad. Y aparte de la intuición hay algunos tips que iremos compartiendo cada jueves para ir haciéndonos panorama para esperar el fin de semana.

Les dejaremos una opción MUY FÁCIL para que se auto regaloneen, hagamos ambiente de salida (en casa) y desconexión, y con ingredientes que son fáciles de tener.

Vamos a comenzar por lo práctico y rápido. ¿Quién no tiene en su casa queso y algo de charcutería? Puede ser salame, jamón, o lo que tengan a su alcance y les guste. Ármate una tabla con todo lo que tengas, quesos duros y blandos, embutidos, y si hay snacks, ¿por qué no?

Nuestra recomendación es acompañar esta tabla con un vino fresco y ligero. ¿Qué te parece probar un Pinot Noir o un Sauvignon Blanc? Marida a la perfección con los quesos Gouda, Brie, Camembert o Chanco; cualquier queso amarillo y que más te guste estará perfecto. Unos frutos secos, tomatitos Cherry, un poquito de fruta picada y tostones (tostadas chiquititas para que se vean bonitas en la tabla) le van a dar un toque que va a refrescar y dar pausa entre un sabor y otro; ordena los elementos en el plato lo más armónicamente posible: ¿Necesitas inspiración? Una pasadita por Pinterest te dará más de alguna idea.

Volviendo al ítem vino, otra opción que va ganando terreno y queda muy bien para acompañar una tabla es abrir un espumante seco (Brut, Brut Nature, por ejemplo). ¿Hace cuánto que no abren uno? Bueno, démonos un break, disfrutemos una vez a la semana y hagámoslo especial.

Porque si quieren el mejor tip de maridaje, es mucho más simple: LA COMPANIA CON QUIÉN TE TOMAS LA COPA (ya sea por Zoom, en vivo y en directo, o por teléfono). Lo importante es darnos el tiempo y crear las instancias.

Ahora sí, ¡salud y saludos a todos y todas!