¿Eres mayor de 18 años?

/Vino para Todos

Conoce 7 bebidas típicas para disfrutar este 18

Por Rocío Marchant (@rociomarchantz)
En el #MartesMateos de esta semana nos salimos de lo mateo, porque la cultura popular hay que difundirla, en especial con nuestras bebidas tradicionales. Así que miremos lo que les traemos en esta ocasión; siete bebidas típicas hechas con vino, para que disfrutes con todo este 18. ¡Comencemos!
 

Chicha

Clásico de clásicos dieciocheros. La chicha es sinónimo de Septiembre. Generalmente está hecha de fermentado de uvas (en algunos casos con jugo de manzana fermentado). Un vino dulce, y fresco ideal para esta fecha.

 

Melvin

Nuestra pina colada. El ecológico melón con vino no requiere vaso. Cortamos un extremo del melón, agregamos un poco de azúcar, vino blanco y… ¡Voila!
 

Chupilca

De inspiración gourmet en el clásico ulpo -a base de agua, harina tostada y azúcar- la chupilca es lo mismo…con el pequeño detalle de que se cambia el agua por vino.
 

Pipeño

Histórico vino del centro-sur de Chile, elaborado a partir de Uva País, Moscatel de Alejandría y otras variedades centenarias. Se llama así porque típicamente se producía y transportaba en “pipas”, barriles de raulí que facilitaban su comercialización, típicamente con mayor graduación alcohólica.
 

Terremoto

Guachaca y festivo. Surgido en “El Hoyo”, bar de Estación Central. A base de pipeño y helado de piña, más un toque de amargo o fernet y un chorrito de granadina. Y si pedimos un segundo: entonces se nos viene la “réplica”.
 

Borgoña

La sangría criolla, refrescante y de solo tres ingredientes: vino tinto, frutas (frutillas por ejemplo) y azúcar. Se pica la fruta y se mezcla con el azúcar, se pone el vino en un jarro y se le agrega abundante hielo picado. Hay también versiones con vino blanco y frutas como la chirimoya, el durazno y la pina.
 

Pajarete

El Pajarete es un vino dulce producido en la Región de Atacama. Está hecho de uva cosechada a mano y expuesta al sol para que se deshidrate durante 8 días antes de su fermentación, si tiene la oportunidad… ¡Pruébelo si o si!
 
Esto es. La próxima continuaremos con el Martes Mateos tradicional, pásenla bien en esta versión dieciochera diferente y a hacer salud de lejitos por esta vez, pero con una sonrisa bien grande para que el afecto trascienda las distancias.
 
¡Salucita para todas y todos!