¿Eres mayor de 18 años?

/Maridaje

¡Burgers y vino!

Por Nos Gusta El Vino

Otro día de planificar con qué regalonearnos esta semana. Se nos va a salir lo “chanchitos” y vamos a hablar del mayor placer culpable: cómo hacer match entre hamburguesas y vino.
Se acerca septiembre, vamos desempolvando las parrillas, ¿y no es la hamburguesa la forma más fácil de parrillar? Además que quedan perfectas también en una plancha, sartén o al horno; lo bueno es que además de las hamburguesas de carnes rojas, tenemos de pescado, pavo, pollo, quínoa y legumbres, ¡por eso y mucho más hoy hablaremos de Burgers!

¿El vino puede ir bien con una hamburguesa? Si se trata de un tinto, los taninos (aquellos componentes que generan cierta sensación de sequedad y amargor, clásico de los tintos) van bien con las hamburguesas de vacuno, ya que se unen a la proteína de la carne amortiguando el impacto tánico, lo que hace al vino más disfrutable. Si es una carne blanca (una hamburguesa de pescado, por ejemplo), podría ir bien con vino blanco. Si es de carne de cerdo, bien grasosa, un Chardonnay con paso por barrica y buena acidez resulta por todos lados, ya que ayudará a limpiar el paladar. Entonces, vamos una a una:
• Hamburguesa con queso Cheddar: Lo cremoso del queso y la grasa de la carne necesitan vinos con un poco más de taninos. La razón es simple: para que cada bocado tenga el sabor del primero, sin que eso sature al paladar. La opción más fácil es un Cabernet Sauvignon.
• Hamburguesa con champiñones: Queso, champiñones salteados con sal y pimienta y carne molida, todo eso entre dos rebanadas de pan. Esta idílica combinación requiere una bebida igual de delicada: vámonos por un Ensamblaje o Merlot.
• Hamburguesa con BBQ y tocino: Esta preparación es una bomba de sabor con cada mordisco. Debido a sus características ahumadas, ligeramente dulces y saladas, esta hamburguesa exige una bebida igual de potente: un Syrah.

Las irreverentes
• Hamburguesa de pavo: Son una gran opción para algo más ligero, y el Rosé es una gran combinación, especialmente en verano. Para un tinto, el Pinot Noir es una buena opción porque es más liviano pero tiene algo de acidez para complementar el queso.
• Hamburguesa de salmón: Pinot Noir y salmón son un maridaje clásico por una buena razón: ¡SON LA PERFECCION JUNTOS! Como una hamburguesa de salmón es un poco más sustanciosa que un trozo de salmón a la plancha, también va perfecto con Chardonnay, pero siempre va a depender de cual sea el acompañamiento de la hamburguesa.
 • Veganas: Las hamburguesas veggies pueden variar ampliamente en términos de intensidad, por lo que es difícil elegir un par de variedades específicas que combinen. Pero arriesguémonos por un tinto con baja intensidad en taninos (como la cepa País) o directamente un Rosé, que va a combinar perfecto con las notas vegetales de la hamburguesa. Además, con el sol, la terraza, los aires primaverales ¡todo combina igual de bien con el Rosé!

¡Que disfruten!